La Logia Emanación del Drago de la GLFE entrega su aportación a la reconstrucción de los desastres del Volcán Cumbre Vieja.

Barcelona, 27 de junio de 2022

La Logia Emanación del Drago de la Gran Logia Femenina de España tuvo que celebrar el solsticio de invierno del año pasado por videoconferencia. El rugido del Volcán en la isla de La Palma estaba presente en los corazones y en las mentes de todas las masonas que la componen. No pudieron abrazarse ese día, pero, aun así, estuvieron juntas ante la tristeza y el dolor por la destrucción y la perdida. Además, otras masonas de distintas Logias las acompañaron. Fueron 85 días y 8 horas de incertidumbre, viendo como la naturaleza mostraba su poder destructivo, en un espectáculo de fuego candente para algunos y de tristeza incomprensible para otros.

En Canarias se llama a la Isla de La Palma, la isla bonita, quizás porque en algún momento se pensó que allí estaba el jardín de las Hespéridas. La Palma es la isla con mayor superficie boscosa de Pinos canarios, Laurisilva y Tilos y en el año 2002, la isla en su conjunto fue declarada reserva de la biosfera. Es muy difícil no ver allí estrellas en el cielo.

Fueron momentos emocionantes y felices para celebrar el comienzo de un nuevo ciclo con la esperanza puesta en el eterno renacer, para permanecer juntas y erguidas como el Drago de las hermosas Islas Canarias.

Sin embargo, los ciclos de la vida nos presentan en cada ocasión la oportunidad de renacer y evolucionar. Por ello, la misma Logia Emanación del Drago pudo celebrar el pasado sábado 11 de junio, presencialmente, la ceremonia de renovación que representa el Solsticio de verano, contando también con varias masonas de otras Logias de la GLFE y también hacer entrega al Ayuntamiento del pueblo de El Paso de la aportación realizada para la ayuda en la reconstrucción de las zonas devastadas por el Volcán.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otras noticias de interés