La Masonería Femenina en el siglo XXI

Después de la conferencia de la Gran Maestra de la GLFE, Mar Sánchez Bergua

El pasado 3 de marzo la actual Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España, Mar Sánchez Bergua, presentó, en la Biblioteca Arús de Barcelona, los principios básicos de la Masonería femenina en España, sus objetivos a la vista de los acontecimientos actuales y la situación social de nuestros días y una interesante visión histórica.

Durante casi 40 minutos, la Gran Maestra afirmó que la masonería es una vía para la transformación integral del ser humano, un método iniciático que utiliza principalmente símbolos y alegorías. Los valores que defiende son universales como la fraternidad, la tolerancia, el respeto por una misma y por los demás, trabajar por el bien común, la libertad de conciencia…

¿Por qué trabajar entre mujeres? Por nuestro interés en encontrar un tiempo y un espacio de palabra original y de mirada hacia la profundidad de nuestra esencia femenina, a fin de cuestionarnos los roles preestablecidos durante siglos por una sociedad en la que nos sentimos llamadas a participar. El hecho de formar una Masonería Femenina no es en modo alguno una segregación del conjunto de la masonería, sino una opción libre.

La masonería especulativa -siguió diciendo- nació formalmente en Londres, en 1717, como algo solo para hombres. Pero poco después, en Francia, las llamadas “Salonnières”, mujeres cultas, independientes y económicamente bien situadas, que reunían en sus salones a las élites culturales, sociales y políticas del momento, marcaron el inicio de la Masonería de Adopción. Los primeros documentos encontrados de iniciaciones en dichas Logias datan de 1755-1760 en ciudades como Burdeos, Dijon, Orleans.

En España, más tarde, en Logias similares encontraremos a Ángeles López de Ayala, escritora y poetisa, activista republicana y feminista; Amalia Domingo Soler, del colectivo espiritista de Barcelona; la anarquista Teresa Claramunt; Aurea Rosa Clavé i

Bosch, directora y compositora musical; Clotilde Cerdá, de nombre artístico “Esmeralda Cervantes”, arpista de éxito mundial, o la escritora Rosario de Acuña, entre otras.

Durante la Segunda República se iniciaron mujeres de la talla de Clara Campoamor, abogada y diputada defensora del voto femenino en las Cortes españolas; Carmen de Burgos, la primera periodista profesional del país, o Aurora Bertrana, escritora y violonchelista.

La denominada Unión Masónica Femenina de Francia representó, ya en el siglo XX, la autonomía de las Logias de Adopción y, en 1952, cambió su nombre por el de Gran Logia Femenina de Francia, con gran influencia en el establecimiento de la masonería femenina en España y en otros muchos países. En 1984, en plena democracia ya en España, se constituye la primera Logia Femenina, la Logia Luz Primera en Barcelona, gracias a un grupo de mujeres pioneras españolas y  francesas que pusieron todo el esfuerzo y cariño en ayudar a retomar los pasos de la masonería femenina en España. Con un especial recuerdo para Libertad Morte, quien, hija de masón republicano exiliado, se inició en masonería en Francia en 1939 y tuvo un papel fundamental en esta misión. 

La Gran Logia Femenina de España nace en 2005 y, actualmente, cuenta con 12 logias por todo el territorio español y Andorra, y con 2 Triángulos.

Cómo mujeres masonas estamos convencidas de que podemos y debemos aportar nuestro grano de arena para resignificar y equilibrar los valores humanos para conseguir un mundo más justo y sostenible. Así, desde nuestra divisa, libertad, igualdad, fraternidad, tolerancia y laicidad, nos situamos en la necesidad de trabajar por:

  • Un cambio de sistema a través de la revolución de las pequeñas cosas, que son grandes y nos unen.
  • Deconstruir para construir, integrando la polaridad/dualidad en nosotras mismas y en la sociedad, con la creación de espacios de diálogo y consenso.
  • Honrar y recuperar el legado de nuestras predecesoras y transmitirlo externamente

La conferencia al completo puede seguirse por el canal YouTube de la Gran Logia Femenina de España.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.