Gertrudis de la Fuente: Pionera de la Bioquímica en España

Gertrudis nació en Madrid en 1921. Ella misma relató en sus escritos su intenso deseo por el estudio y el saber desde muy joven, aún con las dificultades de entonces y en el medio rural en que vivía tras el traslado de su padre a un poblado ferroviario en Cáceres. No fue hasta 1935, de nuevo en Madrid, cuando consiguió iniciar el bachillerato que, con la guerra
civil de por medio, no pudo finalizar hasta los 21 años. Tras cursar Ciencias Químicas en la Facultad de Ciencias de la Universidad Complutense, se licenció en 1948, sintiendo ya entonces atracción por la Bioquímica. En 1955 se doctoró en la Facultad de Farmacia de esa Universidad. Prácticamente autodidacta, publicó parte de su trabajo de tesis en la revista Natura, siendo una de las primeras mujeres que publicó en esa revista en España.
Tras un encuentro fortuito con Alberto Sols, decidió dedicarse a la investigación bioquímica, incorporándose al incipiente laboratorio que él había creado en la Facultad de Medicina de la Complutense. En asociación fraternal y de mutuo reconocimiento con Sols, inició en nuestro país una investigación bioquímica de calidad internacional, sus trabajos sobre
mecanismos de la catálisis enzimática son hoy un clásico y eso se transfirió al campo de la patología humana, en el que fue pionera.
Ingresó por oposición en el CSIC, accediendo a Profesora de Investigación en 1969.
Posteriormente se incorporó a la Facultad de Medicina de la UAM y Gertrudis fue nombrada Catedrática ad honorem-, para desarrollar la docencia de la Bioquímica y ponerla en dicha universidad. También participó activamente en la fundación de la Sociedad Española de
Bioquímica.
Entre sus aportaciones más sobresalientes cabe destacar su experiencia con enzimas en problemas de patología humana, especialmente errores congénitos del metabolismo, que extendió a hospitales de toda España. Destacó especialmente como coordinadora de la investigación básica en el síndrome tóxico causado por el aceite de colza desnaturalizado y
formó parte del Consejo Nacional para el Plan de Prevención de las discapacidades psicomotoras.
Comendadora de la Orden de Alfonso X el Sabio, en 2013 recibió la medalla de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular. Se jubiló en 1985, aunque continuó trabajando hasta 1991.
Gertrudis de la Fuente fue también una persona generosa de ideas que siempre prestaba auxilio en las dificultades, sencilla y con capacidad crítica. Por todo ello, y también por abrirse camino en un mundo científico y universitario en tiempos difíciles para las mujeres, trabajando en beneficio de toda la Humanidad, es por lo que la Gran Logia Femenina de
España quiere recordarla y reconocerla.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.